Una mujer indignada porque sus suegros le cobran para ir a la cena de Navidad abre el debate sobre esos costes

Una mujer de Reino Unido volcó su frustración en la red social Mumsnet por lo que se le viene encima: pagar por ir a cenar con sus suegros esta Navidad. 

La mujer explicó que ella ha organizado la cena de Navidad varios años seguidos y que nunca cobró a nadie por acudir a una reunión familiar tan destacada, pero que este año la organizan sus suegros y le han pedido a cada miembro de la familia una cantidad en efectivo. 

“Yo nunca les había cobrado antes, pero aparentemente debido a que tienen a mucha gente que irá este año, han decidido cobrar“, explicaba la mujer. 

La mujer está indignada además porque al parecer la mayor cuantía que le cobrarán corresponde a las botellas de champán, cuando ni ella, que tiene que conducir después, ni sus hijos, beberán alcohol. 

“Pero han dicho que dividirán el coste de manera uniforme entre todos, aunque saben que no podré beber ya que tengo que conducir“, se quejaba la indignada madre. 

La mujer habría sido partidaria de que cada miembro de la familia aportara un plato, o vino u otras cosas, pero no de que se cobre en dinero y se reparta de una forma tan fría, aunque ella “por supuesto” irá “para mantener la paz” familiar

El caso es que este tema ha despertado el debate entre los usuarios, entre los indignados y los que están de acuerdo con repartir costes. 

“No entiendo esta mentalidad. Me quedaría en casa. No le cobras a la gente por cenar en tu propia casa, sin importar el día del año que sea”, decía una usuaria. 

“Es justo pedirle a la gente que contribuya trayendo platos, postres o vino“, decía otro, que no obstante se sentiría “incómodo si me pidieran dinero en efectivo, especialmente si fuera para pagar champán que no puedo beber”. 

No invitas a personas a tu casa y luego les cobras“, exponía un tercero, mientras que otros usuarios sí apoyaron dividir los costes en partes iguales y aliviar así la carga económica que supone organizar la cena de Navidad. 

Enlace de origen : Una mujer indignada porque sus suegros le cobran para ir a la cena de Navidad abre el debate sobre esos costes