Se cumplen 30 años del “naufragio” de Curro a las puertas de la Expo 92

Dicen que lo que mal empieza mal acaba. Algo que no casa con la imagen que se tuvo en su día, ya clausurada, de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Lo que sí es seguro es que no pudo arrancar con peores augurios.

El 22 de noviembre de 1991, hace 30 años, Sevilla se preparaba para celebrar por todo lo alto una previa a la Expo, que se inauguraría seis meses después, el 20 de abril de 1992. El público y las autoridades se dieron cita en el puerto de Isla Cristina (Huelva) para asistir a la botadura de la reproducción de la Nao Victoria, la embarcación con la que Elcano dio la vuelta al mundo. Las cámaras que debían inmortalizar su andadura triunfal rumbo a la capital se fueron aquella tarde con una imagen bien distinta.

A bordo de la Nao se encontraba una actriz disfrazada de Curro, la popular mascota del evento, que vio en primera persona cómo la nave, a los pocos minutos de ser botada, zozobraba y se vencía de costado, quedando completamente inutilizada. La actriz pudo saltar al agua y tuvo que ser rescatada por una lancha.

El “naufragio” ocupó portadas de periódicos y salió en los telediarios del país. La imagen de la Expo 92 quedó en entredicho y el suceso se achacó a factores que no tenían que ver con la construcción en sí de la réplica de la Nao Victoria, que costó 100 millones de pesetas, sino con la manera de botarla, la falta de lastre o los fondos del puerto. Sea como fuere, el 20 de abril de 1992, la Expo echó a andar. Esta vez sin percances.

Enlace de origen : Se cumplen 30 años del "naufragio" de Curro a las puertas de la Expo 92