Paloma García-Pelayo asegura que la separación de Antonio David y Rocío Carrasco fue “una agresión continua”

La separación amistosa de Olga Moreno y Antonio David Flores ha sido celebrada por los amigos, familiares y conocidos de la pareja. Sin embargo, otros muchos han criticado la actitud de Rocío Flores, que se ha mostrado conciliadora con ambas partes, al contrario de lo que sucedió cuando el exguardia civil se separó de su madre, Rocío Carrasco.

En ese momento, Rocío tenía tres años y apenas podía ser consciente de lo que ocurría entre sus padres. No obstante, ahora, con Olga, la joven no ha dudado en apoyar a ambas partes, afirmando que son una familia, algo que parece no haber sentado muy bien a algunos profesionales de la comunicación.

Beatriz Cortázar, colaboradora habitual de la sección de corazón de El programa de Ana Rosa ha explicado que Rosa Benito podría echar de menos que Rocío Flores no recuerde que su padre también era una familia con su madre y la actitud del exguardia civil no fue la misma que ahora en el momento de su primer divorcio.

Así, Paloma García-Pelayo ha explicado que, posiblemente, Rocío no tenga los recuerdos del momento de la separación de sus padres. Pero, a día de hoy, la forma de actuar de Antonio David con Olga es de respeto y apoyo, mientras que con Rocío Carrasco era todo lo contrario: “no solamente no respetarla, era una separación de agresión continua”.

Antonio Rossi ha agregado que se trató de una separación diferente, puesto que había “mucha beligerancia” por ambas partes y, en aquella época, “Rocío no estaba, como está ahora, callada en su casa. Era una parte activa, filtró muchísimas cosas, dijo barbaridades de él aunque no las hacía públicas como él”. A esto, Cortázar ha respondido que la guerra con su exmujer se convirtió, para Antonio David, “en su modo de vida durante los veinte años siguientes”.

Enlace de origen : Paloma García-Pelayo asegura que la separación de Antonio David y Rocío Carrasco fue "una agresión continua"