Los fumadores tienen más posibilidades de morir de enfermedades cardíacas que de cáncer de pulmón

La causa más probable de muerte de las personas que fuman es un ataque cardíaco, un derrame cerebral o una insuficiencia cardíaca fatales que ocurren sin ninguna señal de advertencia, según advierte un nuevo estudio de la Northwestern Medicine, el sistema de asistencia sanitaria de la Universidad Northwestern, en Chicago (EEUU).

Este es el primer estudio, publicado en el ‘Journal of the American Heart Association‘, que demuestra que los fumadores tienen más probabilidades de morir de una enfermedad cardiovascular que de un cáncer de pulmón y que demuestra que tienen más probabilidades de morir de un evento cardiovascular que de un cáncer de pulmón y que demuestra que tienen más probabilidades de morir de un evento cardiovascular fatal sin previo aviso.

“La mayoría de la gente es consciente de los riesgos del cáncer de pulmón que conlleva el tabaquismo, pero muchos fumadores no se dan cuenta de que es más probable morir de una enfermedad cardiovascular que de un cáncer de pulmón”, subraya la autora principal del estudio, la doctora Sadiya Khan, profesora adjunta de medicina de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y cardióloga de la misma.

“Esto es muy importante porque en Estados Unidos, una de cada cinco personas aún declara consumir tabaco, lo que puede haber aumentado con el estrés añadido de la pandemia”, añade.

Se trata de estudio observacional en el que se utilizaron datos a nivel individual de múltiples cohortes que siguieron a las personas durante varias décadas para examinar el riesgo de enfermedad cardiovascular en función de si alguien fumaba o no.

“Una de las conclusiones más importantes de este análisis es que el primer signo de enfermedad cardiovascular tiene más probabilidades de ser un acontecimiento mortal en aquellos que fuman”, destaca Khan. “Es más probable que el tabaquismo mate a la gente por una enfermedad cardíaca incluso antes de que alguien sepa que tiene una enfermedad cardíaca”.

El estudio desveló que más del 50% de los adultos de entre 40 y 59 años que fumaban desarrollaron enfermedades cardiovasculares y tenían 1,8 veces más probabilidades de morir de un ataque cardíaco fatal, un accidente cerebrovascular o una insuficiencia cardíaca sin previo aviso.

Los hombres y mujeres jóvenes que fumaban tenían más del doble de probabilidades de sufrir un evento cardiovascular mortal como primer síntoma de enfermedad cardiovascular que los que no fumaban.

Además, el tabaquismo se relacionó con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares a una edad más temprana y con el acortamiento de la vida de una persona hasta en cuatro o cinco años.

“Esto es especialmente relevante desde el punto de vista de la salud pública, ya que nuestro estudio examinó a adultos jóvenes a partir de los 20 años e incluyó décadas de seguimiento”, advierte la autora principal, la doctora Ranya Sweis, profesora asociada de medicina en cardiología en Northwestern. “Nuestros hallazgos muestran la importancia de poner énfasis en el asesoramiento para dejar de fumar, ya que esta es la causa prevenible más importante de muerte en los Estados Unidos”.

Los investigadores reunieron los datos de nueve estudios anteriores realizados en Estados Unidos para evaluar el riesgo del tabaquismo y las enfermedades cardiovasculares. El análisis incluyó datos de 106.165 adultos de entre 20 y 79 años que no padecían enfermedades cardiovasculares al inicio de los estudios.

Décadas de investigación relacionan el consumo de cigarrillos con la muerte prematura causada por enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades como el cáncer de pulmón. Según el informe Heart and Stroke Statistical Update 2021 de la American Heart Association, más de 480.000 adultos estadounidenses mueren cada año por enfermedades cardiovasculares relacionadas con el tabaquismo y más de 34 millones de adultos en Estados Unidos siguen fumando cigarrillos, y los riesgos se extienden a las personas expuestas al humo de segunda mano.

Enlace de origen : Los fumadores tienen más posibilidades de morir de enfermedades cardíacas que de cáncer de pulmón