Los expertos apuestan por vacunar a los niños: hay muchos contagios y contribuirán a la inmunidad de grupo

Tal y como se esperaba, la Agencia Europea de Medicamento (EMA) ha autorizado este jueves a los países de la UE a que vacunen a los niños de 5 a 11 años contra la Covid. Ahora, la decisión pasará a España, donde varios expertos consideran que debe procederse a la vacunación pediátrica. 

Aún con dudas si es ahora el mejor momento o si estas vacunas no estarían mejor de momento en países en desarrollo con bajísimas tasas de inmunización, coinciden en que, aunque no enferman de gravedad, las cifras de contagios entre los niños son elevadas y contribuyen a aumentar la circulación del virus.

Es decir, que ante la pregunta de por qué hay que vacunar a los niños si no suenen enfermar de gravedad, y si merece la pena hacerlo con una vacuna que no impide la infección, sino acabar en el hospital o muerto, la repuesta unánime que dos pediatras y un virólogo consultados es que sus contagios contribuyen a que el virus siga circulando y se aleje la tan ansiada inmunidad de grupo.

Razones para la vacuna

El pediatra y vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Fernando Moraga Llop, tiene claro que hay que vacunar a los niños contra la Covid. Una vez que la EMA ha indicado que son seguras y eficaces, recalca que en las últimas semanas está aumentando la circulación del virus, “con una mayor incidencia en la población pediátrica”, que ahora mismo es la que presenta una mayor incidencia de todas las franjas de edad, a distancia de la siguiente, la de “sus padres”, entre 40 y 49.

Según el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDE), los niños constituyen en los últimos meses “una proporción ascendente tanto en casos notificados [de Covid] como de hospitalizaciones”, debido al avance de vacunación en personas más mayores. “Dada la alta incidencia en este grupo, el riesgo de transmisión entre niños y de niños a otros grupos, particularmente a no vacunados, es alto”, dice el organismo europeo.

Por otra parte, Moraga Llop afirma que, frente a la creencia más o menos asentada de que los niños no enferman de gravedad por Covid, los datos muestran desde que empezó la pandemia ha habido un millón de casos entre la población pedriátrica, que llega hasta los 19 años, de los que 8.000 han sido hospitalizados y 400 han necesitado ir a la UCI.

“Rápidamente se dice que los niños se contagian menos, pero esto ya no es así. Los niños se van contagiando más”

“Rápidamente se dice que los niños se contagian menos, pero esto ya no es así. Los niños se van contagiando más“, afirma Moragas Llop, que ve un “beneficio directo” de la vacuna para los niños y otro “indirecto” para “padres y abuelos” con los que conviven y a los que tendrán menos posibilidades de contagiar.

Cuándo vacunarlos

Esto lleva a la cuestión de la contribución de los niños a la inmunidad de grupo. Hace ya meses se vio que el 70% era insuficiente y en estos momentos se cuenta también con los niños para alcanzar una inmunidad que ya debe ser “universal”. 

“Hay que alimentar la inmunización poblacional todo lo que sea posible”, afirma el experto en vacunas de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), Ángel Hernández-Merino, que aunque no tiene dudas de los beneficios de la vacuna pediátrica contra la Covid, tampoco tiene claro que haya llegado ya el momento.

“Con su propia vacunación, los niños se van a ver beneficiados sustancialmente ellos y van a contribuir a la vacunación del a población en su conjunto”, Hernández-Merino. “Yo creo que a los niños los vacunaremos en algún momento, no sé si ahora es el momento adecuado”, añade. 

Estos titubeos temporales se deben, explica, a que cree que “ahora es necesario incidir más” en la población en los “adultos jóvenes” que por un motivo u otro aún no se han a vacunado, personas entre 20 y 40 años particularmente. 

También, completar la vacunación de refuerzo a los mayores de 60 años, sanitarios y vacunados con Janssen. “El siguiente paso a cubrir podrían ser los niños de 5 a 11 años, si comprobamos como algunos datos indican que [la Covid] está teniendo un impacto muy relevante en las escuelas”, dice este experto de la AEPap.

No antes de final de año

Por otra parte, no se espera que la vacuna pediátrica llegue a España antes de final de año. Tal y como ha aprobado la EMA, se les administrará una dosis que es un tercio de las dosis normales, lo que hará necesario reformular los viales, en un proceso de producción distinto. Según Hernández-Merino, varía la composición, de modo que “van a ser específicos”. “No va a haber unidades disponibles hasta final de año”, pronostica.

Hernández-Merino también recalca que sería bueno terminar de conocer qué ocurre con los casos de periocarditis -inflamación de la membrana que envuelve el corazón- que se han dado entre población joven. En España se han registrado 79 casos relacionados con la vacuna de Pfizer -de un total de nueve millones de dosis-. La tasa es de 1,4 casos por cada 100.000 dosis administradas en menores de 40 años, según la Agencia Española del Medicamento y de Productos Sanitarios (AEMPS).

El escepticismo que despierta la vacuna en una pequeña parte de la población aumenta cuando se trata de vacunar a los niños.

El escepticismo que despierta la vacuna en una pequeña parte de la población aumenta cuando se trata de vacunar a los niños. Esta historia la conoce bien el doctor Xavier Bosch, profesor de los Estudios de Salud de la UOC e investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, donde contribuyó a aislar el virus contra la papiloma humano y a desarrollar la vacuna para prevenir el cáncer de útero. Hoy se la han puesto 150 millones de niñas menores de 12 años en todo el mundo, pero en su momento también hubo recelos.

“Hasta cierto punto sí es comparable, porque los argumentos siguen siendo los mismos”, basados en opiniones y no en informaciones, dice Bosch. En el caso de la vacuna contra la Covid, señala que “parece claro que los niños en general tienen una sintomatología benigna y una mortalidad baja”, lo que, en principio, podría inclinar el debate a favor de quienes, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), defienden que hay que vacunar a la población vulnerable en todo el mundo antes de inmunizar a los niños.

Sin embargo, coincide con Moraga Llop y con Hernández-Merino en un tercer argumento, en la necesidad de contar con los niños para inmunizar al conjunto de la población, algo que se está viendo en la situación que atraviesa Europa en estos momentos.

“La teoría general nos dice que para controlar el Covid hay que intentar una cobertura prácticamente universal de la vacuna y eso incluye a los niños también”, afirma. Añade además que “dejar a los niños sin vacunar es una opción que está creando un reservorio importante de infecciones”.

Un niño en Berlín o un abuelo en Mozambique

A pesar de ello, Bosch insiste en el dilema que ha intentado crear la OMS particularmente en Europa, acerca de su intención de vacunar a niños que rara vez enferman de gravedad mientras que las vacunas no han llegado ni al 1% de la población de los países en desarrollo. “Países como España, donde la vacunación promedio es muy alta y los grupos más frágiles ya han recibido una tercera dosis. En este caso, estaría de acuerdo con el que criterio que está remitiendo la OMS, para reforzar las donaciones“, dice Boch.

“Los países van a expresar su pensamiento político de decidir si un niño en Berlín es prioritario sobre un abuelo en Mozambique y en esa es una discusión que introduce elementos que están más allá de la salud pública”, concluye.

Enlace de origen : Los expertos apuestan por vacunar a los niños: hay muchos contagios y contribuirán a la inmunidad de grupo