La oposición tumba en bloque el Presupuesto andaluz de 2022 de PP y Cs

Sin giro argumental sobre la bocina. Así se desarrolló este miércoles el debate de totalidad del Presupuesto andaluz de 2022, que volverá al cajón del Consejo de Gobierno después de que las enmiendas a la totalidad presentadas por Vox, PSOE-A y Unidas Podemos por Andalucía (UPporA) salieran adelante gracias a los 60 votos de estas tres formaciones y los de los diputados no adscritos de Adelante Andalucía, frente a los 47 del PP y Cs. La comunidad, por tanto, se queda sin nuevas cuentas, las denominadas como “las de la recuperación” por la Junta, que prorrogará hasta que termine la legislatura las de 2021 actualmente en vigor.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, inició el debate con una intervención de más de una hora en la que volvió a pedir a los grupos que levantaran el “veto” al Presupuesto, ya que “sin este instrumento está en peligro la recuperación” y “nos irá peor a todos”. Tras repasar minuciosamente el proceso de negociación con la oposición, especialmente con el PSOE-A de Juan Espadas, al que Bravo se refirió en todo momento como el “alcalde de Sevilla”, el consejero incidió en los “efectos negativos” que tendrá la prórroga de las cuentas de 2021, tal y como “el PSOE admite en su enmienda”, aseguró. 

Por ello, reclamó “responsabilidad y sensibilidad” a la oposición, porque “a Andalucía le va mejor cuando hay consenso y estabilidad”, algo, añadió, que traería el Presupuesto “sin ideología” de 2022.

Bravo ha defendido que el actual Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos siempre ha tenido como prioridad elaborar los presupuestos de la comunidad porque dan certidumbre y contribuyen a la estabilidad, como hizo nada tomar posesión en el año 2019, elaborando unas cuentas aunque solo fueran para seis meses, y después de que el anterior Ejecutivo socialista renunciara a esa tarea tras la convocatoria de las elecciones autonómicas de diciembre de 2018. 

El consejero también ha querido dejar claro que la Junta ha planteado siempre los presupuestos de la comunidad con la voluntad de alcanzar el “máximo consenso posible”, invitando a todas las fuerzas políticas a sumar para contar con unas cuentas necesarias para mejorar los servicios públicos esenciales y la inversión y generar un entorno de competitividad, certidumbre y credibilidad en las instituciones de la comunidad y que reforzarse a su vez la llegada de inversiones extranjeras. 

En su intervención final, Bravo ha querido agradecer el trabajo al equipo de su Consejería y aseguró que “con la mano en el corazón, creo que no tener Presupuesto es lo peor que le puede pasar a Andalucía“. Los andaluces, dijo, “no se lo merecen”, añadió, para concluir que “no ha sido posible, hasta aquí hemos llegado”. 

El reto del PSOE

Los intentos de Bravo por arañar, al menos, una abstención, fueron infructuosos. El PSOE-A acusó directamente al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de ser el “único responsable” de que las cuentas no vean la luz porque “no ha querido negociar”. Su portavoz parlamentaria, Ángeles Férriz, reprodujo íntegramente durante su intervención el audio filtrado del vicepresidente, Juan Marín, –al que aludieron también UPporA y Vox– en el que afirmaba que era una “estupidez” aprobar el Presupuesto “en año electoral”, que tildó de “muy grave”. Y reveló que, entonces, su partido pidió a la Junta que Moreno llamara a Espadas para desbloquear la situación, pero esa comunicación “no se produjo”. 

Pese a todo, la socialista retó al Gobierno andaluz a volver a llevar el Presupuesto al Parlamento con el decálogo de propuestas socialistas incluido, con medidas sobre violencia de género, universidades, industria, financiación local, industrias culturales o memoria histórica y democrática, que cifró en 767 millones de euros, circunstancia “en la que nos encontrarán” para sacar adelante las cuentas. El mismo mensaje que lanzó el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, a través de sus redes sociales.

Moreno insiste: “No” habrá adelanto

En un debate inicialmente más sosegado, la portavoz de UPporA, Inmaculada Nieto, aseguró que en Andalucía “han cambiado cosas”, pero lo circunscribió a “una Andalucía chiquitita, que ha cambiado para bien, pero para una Andalucía grande han cambiado para mal”, punto en el que aludió a la “pobreza cronificada en determinados barrios, en comarcas, de empleo precario y estacional“.

Vox, que ya presentó otra enmienda a la totalidad al Presupuesto de 2021, pero que retiró in extremis durante el debate y volvió a pedir el adelanto de las elecciones, tampoco ha apoyado las cuentas de 2022. “Presentamos la enmienda porque el tiempo con ustedes se ha terminado”, afirmó su portavoz, Manuel Gavira, quien acusó al Gobierno de la Junta de preferir “legislar en contra de los intereses de Andalucía manteniendo las mismas políticas socialistas”.

Así pues, tras la votación de este miércoles, lo que estaba llamado a ser el último Presupuesto de la legislatura del PP-A y Cs, “cuatro de cuatro”, que han reiterado desde el Ejecutivo en varias ocasiones, se convirtió en el primero del Gobierno de Moreno que no ha visto la luz. El presidente, por cierto, insistió por la mañana en que si las cuentas no salían adelante, como finalmente ha sido, “evidentemente no” va a convocar elecciones.

Enlace de origen : La oposición tumba en bloque el Presupuesto andaluz de 2022 de PP y Cs