Europa teme una nueva variante mientras los contagios se disparan a un mes de Navidad

El alza imparable de los contagios por coronavirus en toda Europa, que ha llevado a algunos países como Austria a tomar medidas drásticas como el confinamiento de la población, hace temer a las autoridades sanitarias europeas la aparición de una nueva variante del virus.

Así lo ha manifestado este domingo Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), en una entrevista en la BBC.

“Con la alta transmisión que hay en este momento, siempre hay un riesgo de una nueva variante“, ha asegurado, por lo que “estamos realmente siguiendo muy de cerca, estamos apoyando a los países a aumentar los esfuerzos de secuenciación para asegurar que, si hay una variante, es detectada muy pronto”, ha añadido Ammon.

Estas afirmaciones van en línea con las expresadas este sábado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que mostró su gran preocupación por el alza de casos de la Covid-19 en Europa y ha avisado de la posible muerte de unas 500.000 personas para marzo de 2022 si no hay medidas urgentes, indicó el director regional de la organización, Hans Kluge.

En opinión del directivo, la introducción del uso de mascarillas puede ayudar en forma inmediata, si bien la obligatoriedad de vacunarse debería ser algo que se adopte como “último recurso”, ya que antes pueden tomarse medidas como el uso del pasaporte covid.

Austria se ha convertido en el primer país europeo en anunciar la obligatoriedad de la vacunación para febrero de 2022, mientras que países como la República Checa y Eslovaquia han comunicado nuevas restricciones para las personas que no están inmunizadas.

Además, este lunes comienza en Austria un nuevo confinamiento a nivel nacional, que estará en pie durante un periodo de 20 días. “No es fácil para nosotros, pero ante el número de contagios tenemos que tomar estas medidas”, justificó el pasado viernes el canciller austriaco, Alexander Schallenberg.

Enlace de origen : Europa teme una nueva variante mientras los contagios se disparan a un mes de Navidad