ERC intenta in extremis salvar las cuentas con los comunes y abre una crisis con JxCat

ERC se ha reunido este domingo con los comunes para intentar salvar los presupuestos de la Generalitat para 2022, un encuentro del que se ha desmarcado JxCat y que ha abierto una nueva crisis entre los socios del Govern a 24 horas de que el Parlament vote las enmiendas a la totalidad.

La reunión, celebrada en el Palau de la Generalitat y en la que han participado representantes gubernamentales de ERC, aunque no había ningún representante de Junts ni tampoco el conseller de Economía, Jaume Giró, no ha servido para desvelar si los comunes facilitarán o no este lunes la tramitación de las cuentas.

Con todo, fuentes del Govern han precisado que en la reunión se ha avanzado y que ha sido positiva, pero que aún queda camino para el acuerdo, y en esta línea apuntan que este lunes puede haber más contactos con los comunes.

Fuentes de los comunes, por su parte, han asegurado que la negociación con el Govern sobre los presupuestos de la Generalitat para 2022 está “encallada”, porque no hay movimientos por parte del ejecutivo, al que ven además dividido por la ausencia de Junts en los contactos de este domingo.

Con todo, los comunes siguen predispuestos a continuar negociando, por lo que se da por supuesto que habrá contactos entre ambas partes también este lunes por la mañana.

Reunion secreta

En este contexto, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, se han reunido en secreto este domingo por la tarde, en plena crisis entre socios del Govern por la negociación con los comunes.

Según han explicado fuentes conocedoras de la reunión, el encuentro entre Aragonès y Giró ha tenido lugar en las dependencias presidenciales del Palau de la Generalitat, en paralelo a la reunión que mantenían representantes de ERC en el Govern con los negociadores de los comunes.

Grieta abierta en el Govern

La aproximación de ERC a los comunes para intentar salvar las cuentas para 2022 ha abierto una nueva grieta en el Govern respecto a los grupos en los que apoyarse para lograr la tramitación de las cuentas, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha convocado una reunión extraordinaria de su Govern este lunes a las 08:30 horas.

En una rueda de prensa convocada cuando aún no había terminado la reunión entre representantes gubernamentales de ERC y los comunes, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha avisado que su formación no aceptará modificar las cuentas elaboradas por el conseller de Economía, Jaume Giró, para abrir “la puerta” a que las políticas de los comunes en Barcelona se repliquen en toda Cataluña.

“No aceptaremos que por la puerta de atrás se cambien los presupuestos”, ha dicho Sànchez, y ha añadido: “Junts no modificará, no aceptará ningún giro ni de 180 grados, ni de 45, ni de 20 grados, porque entendemos que son unos buenos presupuestos”, ha afirmado Sànchez.

Por ello, Junts ha emplazado a a ERC y a la CUP a “reorientar sus discrepancias” para reorganizar la mayoría independentista de la investidura. La tesis de Junts es que, a pesar de la confirmación de la enmienda a la totalidad por parte de la CUP, aún hay tiempo de lograr que los anticapitalistas permitan la tramitación del presupuesto.

Desde ERC, por su parte, muestran su perplejidad por la decisión de sus socios del Govern de no participar en la reunión convocada para esta tarde con los comunes, puesto que el documento que ha puesto el Govern sobre la mesa, subrayan los republicanos, se había trabajado desde la conselleria de Economía que lidera Jaume Giró y, de hecho, la propia convocatoria de la reunión la había hecho su departamento.

Asimismo, fuentes republicanas en el Govern han comentado que Sànchez no había llamado a Aragonès antes de dicha rueda de prensa.

El debate empieza este lunes

Entre tanto, el Parlament celebra este lunes, a partir de las 14:00 horas, el debate de totalidad del proyecto de presupuestos de la Generalitat y de la ley de acompañamiento, en el que se votarán, a última hora, y en bloque, todas las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición.

Como Junts y ERC suman 65 escaños, y la CUP ya ha dicho que apoyará su enmienda de retorno, los grupos que apoyan al Govern necesitan, por lo menos, la abstención de algún grupo de la oposición, como los comunes, que suman ocho escaños, o incluso la de los socialistas, con los que el Govern descarta negociar, que tienen 33 diputados.

Por otra parte, la portavoz del grupo socialista en el Parlament, Alícia Romero, ha vuelto a ofrecer este domingo la mano de los socialistas para aprobar los presupuestos de 2022 a un presidente de la Generalitat que ven “debilitado” tras la ruptura de la mayoría que le dio la investidura.

En nombre de la CUP, la diputada Eulàlia Reguant ha precisado desde Lleida que no había recibido “ninguna noticia más” del Govern tras confirmar este sábado que mantenían la enmienda de retorno, y ha constatado que los comunes eran ahora el “socio prioritario” del Govern.

Enlace de origen : ERC intenta in extremis salvar las cuentas con los comunes y abre una crisis con JxCat