ENTREVISTA | Doctor Carballo: “La vacuna no es obligatoria, es una obligación. Y no vacunarse, un derecho”

César Carballo es ‘el’ urgenciólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Cada cinco años le gusta cambiar. El salto a la pequeña pantalla, donde se ha convertido en un habitual tertuliano sobre la pandemia de covid-19, y ahora escribir su primer libro sobre historias reales de su experiencia médica -‘Desde la trinchera’ (Aguilar)- ha sido el cambio que cuenta que necesitaba. Carballo ha sido polémico por su directa forma de opinar. Igual escribe, hilando historias cercanas contadas como quien escribe un diario personal para sí mismo. 

El popular doctor defiende que hay que esperar a “tener más evidencia” antes de vacunar a los menores de 5 a 11 años, pero reconoce que no le gustaría “nada” que sus hijos se infectaran por covid. También dijo lo mismo cuando estaba a punto de llegarle el turno a la población adulta y hoy lleva sus dos dosis de Pfizer. Cree que todos terminaremos con la tercera dosis, pero duda de su necesidad. Se muestra crítico: pide no fiarlo todo a la vacunación y reclama una estrategia de control “más agresiva”, que mantenga las mascarillas, que los test sean gratuitos, rastreo, ventilación y medición de la calidad del aire en interiores. Relajado e ilusionado con su nuevo libro, atiende a 20minutos en la sede de la editorial.

¿Estamos ya en sexta ola de covid en España?

Sí, la cuestión es qué magnitud va a ser la ola y de qué magnitud queremos o permitimos que sea.

¿Y de qué características cree que va a ser? 

España tiene cosas que hasta ahora nos están protegiendo. Una es la alta vacunación que ha habido, otra son las cinco olas que hemos pasado. España ha adquirido inmunidad que la vemos clara en los hospitales: hay muy poca gente que veamos reinfectada. Con la variante delta sí los hay, pero son muy pocos casos. La mejor es la inmunidad híbrida (infección natural + vacuna). Además, España ha mantenido las mascarillas en interiores. 

El médico César Carballo, durante una entrevista con '20minutos'.
El médico César Carballo, durante una entrevista con ’20minutos’.
JORGE PARÍS

¿Será como la quinta: muchos casos y poca presión hospitalaria?

Si hay muchos casos, también hay ingresos. Si nos confiamos a que va a haber muchos casos pero que van a estar protegidos, lo sufriremos. Lo bueno es que probablemente mantendremos mascarillas y eso nos va a salvar también de la gripe, porque si se mezclaran una ola endémica de gripe con otra ola de coronavirus, que son virus diferentes y en los hospitales tenemos que meter a los pacientes en zonas diferentes, sería brutal. La mascarilla nos va a salvar de muchas cosas pero no de todas. Sabemos lo que pasó el año pasado y si pensamos que este año la gente se va a comportar de forma distinta, estamos equivocados. La población va a salir al black friday, va a quedar con su familia en Navidad… la gente está más protegida que el año pasado, pero eso no quita que podamos pagar una sexta ola. No creo que sea como en Alemania, Dinamarca o Austria, pero sí que puede ocasionar trastorno hospitalario.

“La pandemia va a terminar. Pero necesitamos estrategias más agresivas. Luego vendrán las vacunas esterilizantes”

Entonces, ¿cómo deberíamos reunirnos estas Navidades?

Como el año pasado. Abogo mucho por los test. Sin miedo, pero pensando que si tenemos mocos, tos o dolor de garganta, tenemos que hacernos una prueba de antígenos. Tenemos una red de más de 22.000 farmacias deseando hacer pruebas, que además tienen trazabilidad y se comunican los positivos. Siempre he apoyado que las pruebas sean gratis. Eso es una estrategia de control de casos. Estamos viendo pacientes en residencias infectados con la tercera dosis. Pensar que la vacuna nos va a salvar no es cierto, necesitamos también una estrategia de control en residencias. Con [la variante] delta, el vacunado infecta durante ocho días y el no vacunado durante 14 días. No es suficiente el certificado de vacunación, hay que presentar un test de antígenos antes de entrar en las residencias y la plantilla ha de hacerse test una o dos veces a la semana.

¿Los infectados con terceras dosis son leves?

No. Solo he ingresado a un abuelito con tercera dosis, pero tenía una neumonía bilateral. Hay personas mayores muy frágiles que no generan anticuerpos.

Me da la sensación de que esto nunca va a acabar…

Sí, va a terminar. Pero necesitamos estrategias más agresivas. Todo lo fiamos a la vacunación, que es muy buena, y probablemente si estuviéramos el 100% de la población vacunada, para el virus sería mucho más difícil propagarse. Luego vendrán las vacunas esterilizantes, y eso será el fin. Pero hasta entonces: vacuna, más test, más mascarilla… rastreo retrospectivo, teletrabajo, ventilación, medidores de CO2 en interiores… es rarísimo el restaurante en el que entras y encuentras un medidor de CO2, y eso es muy útil.

“No es suficiente el certificado de vacunación, hay que presentar un test antes de entrar en las residencias”

¿Qué opina de las restricciones que están ahora centrándose en las personas no vacunadas?

En España siempre ha sido libre la vacunación. En nuestro país los negacionistas se dividen en dos: los que niegan el virus, el 5G, el grafeno y todo el rollo este, ese es irrecuperable; y los que tienen miedo a la vacuna porque es verdad que en nuestro país no se están dando los datos como se tienen que dar. Nuestro país está poniendo mucho de su parte para que la gente desconfíe de la vacuna. Por ejemplo, no estaba demostrado que dar una segunda dosis de Pfizer tras la primera de AstraZeneca fuese seguro. Y aún no existe un ensayo clínico que avale poner una segunda dosis de Pfizer a los que se han puesto Janssen. Queremos hacer cosas que no están probadas en la literatura ni en la evidencia científica.

La estrategia de vacunación del Ministerio sí recoge algunos estudios (Sanidad recoge en su última actualización de la estrategia de vacunación dos estudios que todavía no están revisados por pares en los que se estudia la pauta heteróloga Pfizer-Janssen).

Con Janssen y Pfizer, no. Dos de Pfizer, sí. Eso está probado y es muy seguro. Aquí hay ciertas cosas comerciales que enturbian la confianza de la gente. Ahora vamos a vacunar a los niños y de repente salta la Agencia Europea del Medicamento (EMA) o las autoridades y dicen ‘cuidado’. Yo no vacunaría a los menores de 12 años, vacunaría a los niños con riesgo, pero el resto, no. Lo que sí hay que hacer es un control de casos. Pero aquí solo se compran vacunas: ‘vacunazo’.

El doctor César Carballo posa durante una entrevista con '20minutos'.
El doctor César Carballo posa durante una entrevista con ’20minutos’.
JORGE PARÍS

¿Cómo incentivaría la vacunación: pedagogía, presión u obligación?

En España la vacuna no es obligatoria, es una obligación. Y no vacunarse, un derecho. ¿Quitamos ese derecho? La confianza en la sanidad caería con la obligación. Yo sería muy pedagógico, pero es que, por ejemplo, la base de datos de miocarditis en Pfizer y Moderna lleva sin actualizarse desde el 9 de julio. La gente duda, es normal. Si mi Gobierno no actualiza las bases de datos, la gente duda. Si estuvieran, en cambio, actualizadas en tiempo real con datos de miocarditis, de efectos secundarios, de vidas salvadas… eso es pedagogía. Y esa pedagogía, además, quita mucho discurso al negacionismo.

¿Hay muchos pacientes no vacunados?

No, el problema es que los vemos mucho en los hospitales. La sexta ola va a ser de no vacunados y de vacunados muy frágiles.

“Ojalá no todos acabemos contagiándonos. Hay mucha gente pasándolo fatal por el covid persistente”

¿Es la sexta ola culpa de los no vacunados?

No, es culpa de un virus que sigue ahí a pesar de que se le da por muerto. En Europa no tenemos la estrategia adecuada para frenar al virus. Eso pasa por un control de fronteras, exigir PCR en los viajes, hacer mucho más test. Ya lo dijo la OMS: ‘test, test, test’. ¿Qué ha pasado ahora en Benidorm, donde además hay muchos viajeros del Imserso?

Hagamos pedagogía: ¿qué decir a quienes rechazan vacunarse?

Nadie dice que no haya efectos adversos de la vacuna, pero igual que nadie dice que no hay efectos adversos del sintrom (medicamento anticoagulante), ni de un anticonceptivo oral, y no te digo del tabaco, que están ahí en las cajetillas y la gente sigue fumando. Pero la balanza de riesgo-beneficio, por encima de los 17 años, está claramente inclinada hacia el beneficio. Y no solo el beneficio individual, sino también el poblacional. Esto es como quien se vacuna de sarampión o paperas, nos vacunamos todos. Las vacunas del calendario actual que les ponemos a los niños también tienen efectos secundarios, y algunos se mueren. Todos los años.

Pero como no son nuevas, no nos lo planteamos.

Efectivamente. Todo el mundo se las pone, incluso gente que ahora no se quiere poner la de la covid-19. Esta vacuna ya se la han puesto millones y millones de personas. Hay efectos secundarios, pero las autoridades, que los estudian todos, dicen que el riesgo es mucho menor que el beneficio.

El doctor César Carballo, durante la entrevista con '20minutos'.
El doctor César Carballo, durante la entrevista con ’20minutos’.
JORGE PARÍS

¿Cree que la tercera dosis acabará siendo para toda la población general?

Sí, pero no tengo claro que sea necesaria. Yo tengo mis dudas de ponerme la tercera dosis. Las dos dosis protegen a la gente sana contra enfermedad severa y muerte. Puede ser que la tercera dosis proteja un poco más frente a la infección, pero también protege frente a la infección estrategias de control de riesgo, que no se están haciendo. ¿Lo arreglamos todo comprando 40 millones de vacunas? Ahí hay mucho interés comercial, hay que ser crítico. Si España tuviera la pandemia controlada, no haría falta la tercera dosis para la población general.

Llegado el punto de que se recomendara la tercera dosis a toda la población general, ¿recomendaría las mismas vacunas o esperar a otras?

Probablemente habría que mezclar vacunas, pero con evidencia científica. Yo tengo las dos dosis de Pfizer, ¿qué es lo más apropiado para la tercera: otra de Pfizer, o de Moderna, que ha demostrado ser la más eficaz? ¿O a lo mejor quiero ponerme la de Hipra, o la del doctor Enjuanes, cuando llegue? Pongámonos lo mejor, no lo que haya.

Al final, ¿nos acabaremos infectando todos?

Ojalá no, porque hay mucha gente que no engrosa las estadísticas de hospitalizados y muertes pero que lo está pasando fatal por el covid persistente. Gente que pasó el covid leve y que tres, seis u ocho meses después está con una trombosis venosa profunda o un tromboembolismo pulmonar. Son un 15-20% [de los contagios], un número nada despreciable de gente de 30, 40 y 50 años, muy productiva, que está dando tumbos por las urgencias y los hospitales. Esto es un enorme gasto para el sistema y un enorme sufrimiento para la gente, que sufre olvidos frecuentes o no puede bajar a por el pan porque se ahoga. Cada vez se está estudiando más y hay un grupo de covid persistente en nuestro país muy importante, pero no hay ahora mismo un tratamiento claro para estos pacientes.

“Sí tengo hijos y de momento no les vacunaré. Mientras esté la incidencia baja”

Sobre la vacunación a menores de 5 a 11 años: ¿tiene hijos de esa edad? ¿Los va a vacunar?

Sí tengo hijos y de momento no les vacunaré. Mientras esté la incidencia baja. Si hay mil de incidencia, voy a tener que elegir entre que se contagie con o sin vacuna. A mí este virus no me gusta nada, nada, no sabemos todavía muchas cosas de este virus, no sabemos si se queda en un reservorio y luego vuelve a aparecer… No me gustaría nada que mis hijos se infectaran por covid, pero es verdad que lo que se ha visto hasta ahora es que los niños desarrollan una enfermedad muy leve, y que incluso el covid persistente es muy diferente al de los adultos. Hasta ahora los ensayos se han realizado con pocos niños, aunque es verdad que ahora van a empezar a vacunar de forma masiva en sitios donde hace falta vacunarlos, como EE UU o Israel. Allí, o vacunan a los menores de 5 a 11 años o van a tener una ola tras otra para adquirir inmunidad. Seamos prudentes, nuestro país no está así, podemos esperar datos y más N (grupo poblacional) y ver que después de X millones de niños vacunados, parece que la vacuna, a pesar de dar miocarditis, es más segura que pasar la enfermedad. Ojo, la enfermedad también da miocarditis. El propio covid da todos los efectos secundarios que puede dar la vacuna.

¿A qué esperará para vacunar a sus hijos?

A tener más evidencia y a que la pruebe más gente.

¿Saltar a la televisión y la exposición mediática ha sido el cambio que cuenta en el libro que necesitaba?

Antes de esto, cada cuatro o cinco años he intentado dar un salto en mi carrera, he cambiado de hospital cuatro veces ya. Hice la residencia en el 12 de Octubre, de ahí me fui a La Paz, a los cinco años me pasé al Infanta Sofía, luego al Ramón y Cajal, volví a La Paz de jefe de servicio y ahora estoy de nuevo en el Ramón y Cajal. Pienso que cada cuatro, cinco o seis años hay que hacer un cambio y este es un cambio que a mí me gusta. Siempre he hecho cosas diferentes, estudié informática, he hecho un curso de programación, me gusta tocar diferentes teclas y la divulgación me gusta mucho.

¿Qué es lo que más le ha costado de escribir?

Me ha costado poco porque son vivencias propias. Cuando escribo de mis fantasmas, donde he fallado… En España, reconocer errores es como hacerte el ‘harakiri’, a nivel político pero incluso a nivel profesional. Tenía obsesiones sobre equivocaciones médicas y la gente siempre iba como con el freno de mano echado. No se trata de buscar culpables, sino de encontrar soluciones. De los errores se aprende. A nivel de pandemia, ¿por qué no hemos hecho todavía una auditoría en nuestro país sobre cómo la gestionamos? No hay que buscar culpables, se hizo lo que se hizo ante algo que no habíamos visto en cien años, pero si no buscamos los errores que tuvimos, seguiremos cometiendo los mismos errores ola tras ola o en la próxima pandemia.

“Hacemos guardias durísimas con 50-55 años y al final la gente con más experiencia no aguanta físicamente”

¿Qué es lo más duro de ser médico?

Lo peor es decirle a un padre que ha perdido a un hijo con 20 años. Eso te amarga toda la guardia, pero desgraciadamente tenemos más pacientes y dos minutos después tienes que tomar decisiones clínicas y no puedes estar lamentándote. Para eso no te preparan en la carrera. Además de esto, no tenemos especialidad reconocida de urgencias, y eso nos machaca. No tenemos residentes y estamos haciendo guardias durísimas con 50-55 años y al final la gente con más experiencia no aguanta físicamente y se va. (En el libro, Carballo reclama que las guardias pasen a ser de 24 a 12 horas: “O mejoramos las condiciones laborales o tendremos un futuro muy incierto en servicios claves para el pronóstico de muchos pacientes”, escribe). Está demostrado -continúa respondiendo- que si te operan a las cuatro de la mañana tienes más mortalidad que si te operan a las ocho de la mañana, por eso todas las operaciones que se pueden retrasar a que entre el equipo fresco, se retrasan.

¿Cómo reduciría las listas de espera?

Invirtiendo. Hemos hechos contratos covid, mantengámoslos. El reactor no puede estar al 115%, y lleva así mucho tiempo.

Enlace de origen : ENTREVISTA | Doctor Carballo: "La vacuna no es obligatoria, es una obligación. Y no vacunarse, un derecho"