El método de los sobres, el de Harv Ever.. cinco formas de ahorrar con constancia y costear los gastos de final de año

Las Navidades están a la vuelta de la esquina. El Black Friday, que se celebra el viernes 26 de noviembre, supone el pistoletazo de salida a una época del año en la que los gastos se incrementan notablemente. Regalos, dulces, cenas de empresa, encuentros familiares… La lista de gastos extraordinarios a final de año es larga. Por eso, conviene estar preparado. Te explicamos cinco sencillos sencillos trucos para que puedas ahorrar.

1. Método de los sobres

Uno de los trucos más conocidos para ahorrar es el método de los sobres. Se trata de una técnica muy antigua, que ya utilizaban nuestros abuelos. Este método se usaba mucho cuando se cobraba la nómina en efectivo, ya que requiere reunir todo el dinero ingresado en efectivo. En primer lugar, se hacen unas cuentas con los gastos previstos para el mes. Una vez realizado ese presupuesto, se buscan varios sobres, se escribe una categoría de gasto (comida, alquiler, transporte…) en cada sobre y se mete la cantidad necesaria en cada uno de ellos.

El sistema es muy sencillo. A medida que transcurre el mes, se saca dinero de los diferentes sobres en función de la necesidad. Si se quiere hacer la compra, se saca del sobre de la comida. Si se quiere recargar la tarjeta de transportes, se extrae del sobre de transportes.

Cuando ya has distribuido el efectivo en los diferentes sobres, ya sabes cuánto dinero extra tienes disponible para otros gastos menos necesarios. Entonces se puede apartar una pequeña cantidad para ahorrarla. La clave de este método es realizar un presupuesto a principios de mes y conocer realmente cómo se gasta el dinero. Así se podrán tomar decisiones para mejorar tus finanzas personales.

2.Método de las 52 semanas

Este método consiste en meter dinero en una caja o en una hucha durante 52 semanas. El ahorrador tiene que poner la cantidad equivalente al número de la semana que toque. Es decir, la primera semana se deposita un euro, mientras que la segunda semana se dejan dos euros. Se sigue con este método de manera sucesiva hasta alcanzar la semana número 52, cuando se introducen 52 euros. La cifra total ahorrada ascenderá hasta los 1.378 euros. Al tener que guardar ese dinero semana a semana, se prescinde de gastos innecesarios y se genera un hábito de ahorro.

3.Método de los 30 días

Se trata de un método muy similar al anterior, pero que sirve para conseguir un dinero ahorrado en un corto plazo. En este caso, el primer día hay que guardar un euro, el segundo día hay que depositar dos euros y así sucesivamente hasta que el día 30 se introduzcan 30 euros en la hucha. Este método conseguirá ahorrar 465 euros.

Obviamente, este método aplicado al pie de la letra no sirve para un trabajador que cobre el salario mínimo, ya que no puede prescindir de esa cantidad todos los meses. Aquellas personas con ingresos más reducidos pueden adaptarlo para destinar menos dinero cada día. Al igual que en el caso anterior, lo más importante es crear ese hábito.

4.Método Harv Ever

El nombre de Harv Eker probablemente no suene de nada. Se trata de un empresario y escritor canadiense, que se hizo famoso con su libro Los secretos de la mente millonaria, en el que defiende que es posible cambiar de mentalidad para generar riqueza.

Su método propone dividir los ingresos en diversos apartados:

  • El 55% de los ingresos se destina a gastos fijos, aquellos que se repiten todos los meses. Este es el caso del pago del alquiler o la hipoteca, la compra en el supermercado, el transporte, etc.
  • El 10% de los ingresos se mueve a una cuenta corriente secundaria, que no se puede tocar. Ese dinero se destinará al ahorro.
  • Otro 10% se destina a formación que sirva para progresar personal y profesionalmente. Por ejemplo, asistir a cursos y seminarios en la universidad o aprender idiomas.
  • Un 10% se dedica a inversiones a largo plazo. Este dinero servirá para afrontar los gastos más grandes que vendrán en el futuro. Algunas metas financieras pueden ser hacer un viaje, comprar una casa o cambiar de coche.
  • Un 10% se utiliza para el ocio o en algún capricho.
  • Finalmente, un 5% se dedica a donaciones a causas benéficas.

5.Método 50/20/30

Otro método similar al anterior propone dividir los ingresos en tres partidas. En concreto, establece tres categorías:

  • El 50% de la nómina se destina a pagar los gastos fijos. Al igual que en el caso anterior, este dinero sirve para pagar la vivienda, el supermercado, la gasolina, etc.
  • El 20% de los ingresos se dedica al ahorro. Este dinero no se puede tocar, por lo que conviene moverlo a otra cuenta diferente. Se puede programar una transferencia periódica para evitar tentaciones.
  • Finalmente, un 30% se destina a disfrutar. Esta parte de la nómina se puede dedicar a lo que el ahorrador quiera, como ir al cine o comer en un restaurante.

Se utilice el método que se utilice, lo más importante es generar ese hábito de ahorro. Además, hay que hacer un pequeño cambio de mentalidad. En vez de dejar el dinero que ha sobrado a final de mes para el ahorro, conviene retirar una cantidad de los ingresos a principios de mes. Sin darse cuenta, habrán mejorado mucho las finanzas personales.

Una vez se ha conseguido ahorrar es importante sacar provecho a ese dinero para evitar que el monstruo de la inflación se coma los ahorros. Finect cuenta con un escaparate de productos de inversión con riesgo bajo destinado a aquellas personas que tengan una mayor aversión al riesgo. Si nunca se ha invertido, una opción novedosa son los roboadvisors, unos gestores automatizados que crean una cartera en base a algoritmos teniendo en cuenta las características del usuario, sin que este tenga que tener conocimientos de finanzas.  

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

Enlace de origen : El método de los sobres, el de Harv Ever.. cinco formas de ahorrar con constancia y costear los gastos de final de año