El barco de Pedro

En medio de una tormenta constante, el presidente ha navegado algo más tranquilo esta semana, reforzada su nave con la aprobación de las Cuentas (gracias a sus fieles aliados, ya con los bolsillos llenos y Netflix en el mando) y con el barco enemigo lanzándose cañonazos de popa a proa, sin saber si es Pablo o Isabel quién está delante o detrás. 

Pero que se ande con ojo Sánchez, pues la marejada se avista en el horizonte: llega otra ola, la sexta.

Enlace de origen : El barco de Pedro