Correos inicia un proyecto piloto de uso de carros asistidos para facilitar el reparto urbano

Correos ha iniciado en Dos Hermanas (Sevilla) un proyecto piloto de uso de carros asistidos para facilitar el reparto, en el que se utilizarán 48 unidades en centros de reparto de siete localidades de España y se evaluará su funcionamiento durante un año.

Según ha informado Correos a través de un comunicado, el despliegue ha comenzado en unidades de reparto del municipio sevillano y Valencia, y llegará a mediados de diciembre a otros centros de Madrid, Cornellá (Barcelona), León, Santa Cruz de Tenerife y Vitoria.

De los 48 carros de reparto asistidos que se probarán, 24 han sido fabricados por Mooevo y otros 24 por Scoobic, dos startups españolas que han desarrollado dos soluciones de movilidad diferentes para impulsar el desplazamiento del carrito y ahorrar esfuerzos. Mooevo utiliza una plataforma autoequilibrada (‘pusherboard’) unida al armazón en el que se encaja el carro de reparto, mientras Scoobic emplea un patinete eléctrico. Ambas soluciones utilizan motores eléctricos y, por tanto, producen cero emisiones.

El objetivo de este proyecto piloto es proporcionar a los carteros de Correos de reparto a pie un nuevo elemento que les “facilite la distribución de última milla”, utilizando las innovaciones tecnológicas surgidas en los últimos años en el ámbito de la movilidad personal y sostenible, para mejorar el servicio prestado y ayudarles en su trabajo, al reducir el esfuerzo necesario para desplazar el carrito.

Pensados para ser utilizados en núcleos urbanos

Estos carros de reparto asistidos están pensados para ser utilizados en núcleos urbanos, especialmente en áreas de reparto poco concentrado, es decir, con pocos envíos por kilómetro recorrido, como zonas de viviendas unifamiliares y polígonos industriales. También son adecuados para áreas de reparto en las que se deben recorrer distancias altas o que estén alejadas de la unidad de la que sale el cartero lo que implica que éste deba realizar un gran desplazamiento.

Correos está impartiendo la formación necesaria a la plantilla de reparto de las siete unidades seleccionadas para desarrollar el proyecto piloto durante un año. En las primeras pruebas realizadas las opiniones han sido muy favorables: los carteros valoran su facilidad de uso, su ayuda para mitigar el cansancio en el reparto y consideran los carros de reparto asistidos una herramienta de trabajo segura.

Este proyecto demuestra “la doble apuesta de Correos por la innovación”, incorporando, por un lado, los elementos “más innovadores” a la distribución de la última milla y, por otro, confiando en dos empresas emergentes españolas cuya trayectoria lleva tiempo impulsando.

Tanto Scoobic como Mooevo resultaron ganadoras en diferentes ediciones del ‘Reto Lehnica’, el concurso de aceleración de startups con el que Correos potencia los proyectos emprendedores en el ámbito de la logística, social, tecnologías emergentes y servicios públicos, a través de CorreosLabs, el espacio para la innovación y el emprendimiento de la empresa pública española.

Con la selección de las soluciones desarrolladas por estas dos empresas, Correos “reafirma su compromiso” con el apoyo a la innovación española y también con la sostenibilidad, eligiendo la validación de una nueva tipología de elementos de transporte personal con cero impacto ambiental y dotándose de “las mejores herramientas” para mejorar la calidad del servicio prestado y facilitar el trabajo de su plantilla de reparto.

Enlace de origen : Correos inicia un proyecto piloto de uso de carros asistidos para facilitar el reparto urbano