'Caso Marta del Castillo': casi trece años buscando el cuerpo de la joven sevillana

El próximo mes de enero se cumplirán trece años de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo, un caso que conmocionó a la sociedad española y que a día de hoy sigue dejando aún muchas incógnitas pese a que su asesino confeso, Miguel Carcaño, fue condenado a 20 años de prisión

Este viernes, Netflix estrena una serie documental que repasa y analiza todos los detalles y la investigación sobre un crimen del que se seguirá hablando mientras no aparezca el cuerpo de Marta, el único deseo de la familia de la joven. 

El 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, salió a pasear con unos amigos por Sevilla. Pero la joven no volvió a casa. Sus padres pusieron entonces en alerta a la Policía y lanzaron una búsqueda que ganó de inmediato miles de apoyos y mantuvo en vilo al país entero durante días. 

Tres semanas después de la desaparición de la joven, la Policía Nacional detuvo a Miguel Carcaño, de 19 años, antiguo novio de Marta, que declaró que la chica estaba muerta y confesó el crimen. Los agentes arrestan también a un amigo de Miguel, Samuel Benítez, también de 19 años.

Miguel relató que mató a Marta de un golpe en la cabeza con un cenicero durante una discusión entre ambos, en casa del joven, un piso de la calle León XIII de Sevilla. Añadió que, con la ayuda de sus amigos, arrojó el cuerpo al río Guadalquivir, concretamente, entre el descampado del Charco de la Pava y la localidad de Camas. La Guardia Civil comenzó entonces a rastrear la zona.

Solo 48 horas después de la detención de Carcaño, la Policía arrestó a Francisco Javier García, alias El Cuco, un menor de 15 años, y a Francisco Javier Delgado, hermanastro de Miguel, de 40 años. 

La Fiscalía pidió 52 años para Carcaño

Casi tres años después de la desaparición de la joven, se inició el juicio. Miguel Carcaño, que había dado varias versiones de lo ocurrido y el paradero del cuerpo, se reafirmó en una de sus primeras versiones: negando la violación de la joven y admitiendo que le dio un golpe con un cenicero en medio de una discusión. En una declaración sorprendentemente fría, Carcaño aseguró que El Cuco y Samuel Benítez se deshicieron del cuerpo de la joven. 

Samuel Benítez, presunto cómplice de la desaparición, y Francisco Javier Delgado, acusado de encubrimiento, negaron haber tenido nada que ver con la ocultación del cuerpo y aseguraron desconocer su paradero.

El fiscal del caso pidió 52 años de prisión para Miguel Carcaño por los delitos de asesinato, dos delitos de agresión sexual y otro contra la integridad moral, mientras que solicitó ocho años para su hermano, Francisco Javier Delgado, y cinco para Samuel Benítez y María García, novia de Delgado y acusada de encubrimiento.

A mediados de 2012, la Audiencia de Sevilla condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por el asesinato pero lo absolvió del delito de violación. Sus tres presuntos cómplices fueron absueltos. 

Un año antes, El Cuco fue condenado por el juzgado de Menores número 1 de Sevilla por un delito de encubrimiento a tres años de internamiento en régimen cerrado, en una sentencia que lo absolvió de dos delitos de agresión sexual, contra la integridad moral y de profanación de cadáveres que también se le imputaban.

Los padres de Marta del Castillo mostraron una profunda decepción tras conocer la sentencia y anunciaron que recurrirán hasta los tribunales europeos porque  Carcaño “no pudo hacerlo solo”, mientras que la Fiscalía solicitó al Tribunal Supremo (TS) la celebración de un nuevo juicio y la anulación de la sentencia porque consideró que era un fallo “inadmisible desde los parámetros de la lógica” y que contenía afirmaciones de hechos “imposibles”.

Un año después, el Supremo agravó la condena de Carcaño en un año y tres meses de cárcel, ya que le sumó un delito contra la integridad moral de la familia de la víctima. Además, le condenó a pagar los gastos de la búsqueda del cuerpo.

Búsqueda sin éxito en la Majaloba

En 2014, la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo continúa, sin éxito, en diferentes zonas de la provincia de Sevilla, entre ellas la finca de la Majaloba, en la localidad de la Rinconada, donde se analizaron 10.000 metros cuadrados al haber indicios de que el cadáver podía estar allí. 

Es entonces cuando la Policía Nacional solicita formalmente al Juzgado de Instrucción 4 de Sevilla que se le practique a Carcaño la “prueba clínica del potencial evocado cognitivo”, conocida como P300 o test de a verdad.

El informe de los resultados de la prueba llega a la Policía, que decide custodiar nuevamente la finca la Majaloba. También buscan en una escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla.

Allí, a principios de abril, se encontraron restos óseos “aparentemente humanos”, pero el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmó que los restos encontrados no eran de Marta por su antigüedad, es decir: llevaban más tiempo enterrados que lo que llevaría la joven.

Rastreo de los GEO en el Guadalquivir

Pese a los intentos fallidos, la Policía no dejó de buscar el cuerpo de Marta y surgieron nuevas pistas. En diciembre de 2016, Antonio del Castillo, padre de la víctima, entregó al juez de Instrucción número 4 de Sevilla un nuevo informe que afirmaba que Miguel Carcaño podría haber arrojado el cuerpo a una zona del río Guadalquivir donde no se ha buscado a su hija con anterioridad.

El magistrado ordenó en febrero de 2017 la inspección de ese tramo, pero la nueva búsqueda en el Guadalquivir resultó infructuosa. Durante una semana, expertos de la Armada y buzos de los GEO rastrearon, palmo a palmo, más de 800 puntos sensibles para la investigación. 

Ese mismo año, el padre de Marta se reunió con Carcaño al no encontrar el cadáver de su hija en el río Guadalquivir y este le aseguró que el cuerpo estaba en la finca de la Majaloba. Entonces, los agentes, rastrearon unos terrenos situados junto al tanatorio de Camas, una zona donde el hermano de Miguel Carcaño realizaba prácticas de tiro y que no se había inspeccionado hasta la fecha. Pero tampoco hubo suerte. 

Reapertura fallida del caso

En los últimos tiempos, destaca el hecho de que el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla reabriese en febrero de 2020 el caso ante nuevas pistas que podrían conducir a su cadáver e implicar a terceras personas en su asesinato, aunque al final ha decidido archivar la causa. 

Los padres de Marta del Castillo fueron los que pidieron la reapertura al entender que había que investigar la versión de lo sucedido que les dio Miguel Carcaño en la cárcel. El condenado por el crimen les dijo que a Marta la mató su hermano Francisco Javier Delgado para encubrir “una trama de estafas y falsedades para la concesión de hipotecas”, según adelantó Diario de Sevilla.

Antonio del Castillo explicó la versión más fiable de los hechos: que la pelea se produjo porque “se iba a descubrir un delito que podría llevar a la cárcel” a Carcaño y a Delgado. Y agregó que en la disputa entre ambos su hija sufrió los golpes mortales, tras lo cual ambos llevaron el cadáver a la finca de la Majaloba, aunque Delgado habría cambiado el cuerpo de lugar con posterioridad.

La Fiscalía de Sevilla, no obstante, solicitó al juez que reabrió la investigación que la archive, al considerar que no hay ninguna relación entre el suceso y el supuesto encubrimiento de una estafa. Finalmente, el juzgado ha decidido archivar las actuaciones incoadas contra Francisco Javier Delgado por no considerar relevante las pruebas aportadas. La familia recurrió contra el archivo, pero su iniciativa fue desestimada en mayo de este año. 

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla ordenó el pasado junio la apertura de juicio oral contra El Cuco y su madre por un presunto delito de falso testimonio derivado de sus respectivas comparecencias en el juicio celebrado en 2011 por el citado crimen.

El Cuco y Samuel, exilio en Francia

En la actualidad, de las personas juzgadas por el crimen de Marta en 2009 se tienen pocas noticias. Del que más se sabe es de Miguel Carcaño. En prisión desde 2009 (cuando entró de forma preventiva), ha cumplido ya la mitad de su condena y tiene derecho a salir de la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) en la que cumple su pena. Carcaño ha solicitado varios permisos para ello, pero todos le han sido denegados.

En cuanto a El Cuco, varios medios de comunicación lo han localizado viviendo en una pequeña localidad al sur de Francia junto a su novia. También reside en territorio francés Samuel Benítez, que ya es padre. De Francisco Javier Delgado y de la que entonces era su novia nada se sabe.

Enlace de origen : 'Caso Marta del Castillo': casi trece años buscando el cuerpo de la joven sevillana