Aprobados los presupuestos en el Congreso tras el pacto con ERC y Bildu: el Gobierno se garantiza poder agotar la legislatura

El Gobierno superó este jueves una de las últimas metas volantes para poner en marcha, tras meses de tramitación, los Presupuestos Generales del Estado para 2022. El Congreso de los Diputados aprobó el proyecto de cuentas con todas las enmiendas pactadas por el Ejecutivo con sus aliados parlamentarios y lo envió al Senado, que en las próximas semanas le dará, previsiblemente, luz verde para que entre en vigor el próximo 1 de enero. La victoria parlamentaria del Gobierno, que afianza su intención de agotar la legislatura, ha sido posible tras su pacto con ERC y EH Bildu, que junto al resto de sus aliados le han proporcionado 188 votos a favor, 12 más que la mayoría absoluta.

Tras varias semanas de intensa negociación, el Gobierno no se encontró ninguna sorpresa de última hora y recabó los votos de sus dos principales aliados independentistas este proyecto de Presupuestos, con quienes ha acordado medidas como la llegada del canal infantil ETB3 a Navarra o la implantación de un porcentaje mínimo de producciones en catalán, gallego y euskera en las plataformas audiovisuales, tipo Netflix. Formaciones como el PNV, PDeCAT, Más País, Compromís, PRC, Teruel Existe y Nueva Canarias también han apoyado unos Presupuestos que han sumado los mismos síes que el año pasado: 188. En contra votaron PP, Vox, Cs, Navarra Suma, JxCat, la CUP, Foro, Coalición Canaria y el BNG, entre 158 y 159 diputados, según la sección.

Ahora, el proyecto de cuentas públicas pasa a ser debatido en el Senado, donde tendrá que votarse en las próximas semanas. Salvo sorpresa mayúscula, la Cámara Alta dará luz verde al texto que aprobó este jueves el Congreso, aunque existen dos opciones que determinarán lo que ocurrirá después. Si el Senado no aprueba por mayoría introducir ninguna enmienda a las cuentas, estas quedarán definitivamente aprobadas para entrar en vigor el próximo 1 de enero, como ocurrió el año pasado. Por el contrario, si la Cámara Alta hace alguna modificación, los Presupuestos deberán volver al Congreso para que se examinen esos cambios y el proyecto se vote de nuevo para ser definitivamente ratificado.

Con su victoria parlamentaria de hoy y la más que previsible aprobación de las cuentas en el Senado, el Gobierno conseguirá aprobar por segundo año consecutivo unos Presupuestos Generales del Estado, después de que el PSOE se viera obligado a gobernar con las cuentas elaboradas por el PP durante los años 2018, 2019 y 2020 ante la imposibilidad de aprobar unas nuevas. Estos Presupuestos, de hecho, dan estabilidad a una legislatura que entra ahora en su segunda mitad, ya que, incluso si el año que viene las alianzas con sus socios se debilitasen, Sánchez podría prorrogar las cuentas en 2023 para agotar el mandato.

No obstante, adiferencia de hace un año, no está claro que el Gobierno vaya a poder finiquitar la aprobación definitiva de estos Presupuestos en el Senado sin que tengan que volver al Congreso. El motivo fundamental es que el PNV, que en 2020 fue uno de los primeros partidos en anunciar su apoyo cerrado a las cuentas, este año aún no lo ha hecho, aunque durante esta semana ha ido apoyando al Ejecutivo en el Congreso a la hora de aprobar las enmiendas pactadas con los grupos parlamentarios, y también votó a favor de todas las secciones de los Presupuestos este jueves.

En este sentido, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, dejó claro el miércoles que “hasta el rabo todo es toro” y que su grupo aspira a cerrar alguna medida más con el Gobierno en el Senado, que es donde, insistió, termina la tramitación parlamentaria. Esteban fue parco en detalles, pero sí explicó que su grupo espera poder incluir en los Presupuestos algunas enmiendas referidas al tren de alta velocidad para concretar su llegada a las capitales vascas.

Los pactos con ERC y EH Bildu

Quienes sí han cerrado por completo sus acuerdos con el Gobierno son ERC y EH Bildu, cuyos votos, sumados a los de otras formaciones, han provocado que los del PNV no sean ya imprescindibles, si bien el Ejecutivo sigue negociando con el partido liderado por Andoni Ortuzar porque quiere cuidar su relación con él. Así lo defendió este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que insistió en que la “alianza” con el PNV es “prioritaria” para el Gobierno.

Las medidas más mediáticas pactadas por las dos formaciones independentistas tienen que ver con las lenguas cooficiales: ERC ha conseguido que el Ejecutivo incluya dentro de la ley audiovisual que aprobará antes de fin de año la obligatoriedad de que las plataformas online ofrezcan a los usuarios al menos un 6% de sus contenidos en catalán, euskera o gallego, mientras EH Bildu ha logrado el compromiso del Gobierno de que el canal infantil ETB3 se verá en todos los hogares navarros antes del fin de 2022.

No obstante, esas no son las únicas medidas pactadas por ERC y EH Bildu con el Gobierno para los Presupuestos, y ni siquiera son las que conllevan un mayor desembolso. Los republicanos catalanes, por ejemplo, han acordado con el Ejecutivo que se permita la prejubilación de los Mossos d’Esquadra a los 60 años -como los funcionarios de la Policía Nacional o la Ertzaintza-, así como transferir 10 millones de euros a Cataluña para comprar viviendas propiedad de la Sareb y ponerlas en alquiler social. Por su parte, los independentistas vascos han pactado convertir en definitiva la suspensión de desahucios sin alternativa habitacional para familias vulnerables, así como la creación de un fondo de 25 millones de euros para ayudar e indemnizar a las víctimas del amianto.

Montero defiende el acuerdo con los independentistas

La ministra Montero defendió este jueves que el Gobierno haya pactado, por segundo año consecutivo, los Presupuestos Generales del Estado con las formaciones independentistas, y argumentó  los acuerdos suscritos con EH Bildu y ERC se refieren a derechos sociales e inversiones en infraestructuras y no tienen que ver con la “concepción de la unidad de España”. “En ningún caso tiene que ver con ninguna cuestión que saben las fuerzas independentistas que nos separan de ellos”, como es la política territorial, defendió Montero.

Enlace de origen : Aprobados los presupuestos en el Congreso tras el pacto con ERC y Bildu: el Gobierno se garantiza poder agotar la legislatura