Enrique Lluch, economista: «Muchas veces ser ecológico es más una fachada que un compromiso por el planeta» – bajalink.com.mx

Recuerda que hay muchas empresas que son sostenibles no por convencimiento, sino porque los consumidores lo exigen.

Enrique Lluch Frechina (Almàssera, 1967) es Doctor en Ciencias Económicas y Licenciado en Económicas por la Universitat de Valencia, además de profesor y experto en ética económica y en exclusión. Autor de Por una economía altruista (2010), Una economía que mata (2015) o, más recientemente, Una economía para la esperanza, advierte de los peligros de buscar el máximo beneficio sin preocuparse por el planeta, pero también de subirse al carro de la sostenibilidad únicamente por imagen. Lluch será uno de los profesores del nuevo Máster de Experto en Economía Circular y Desarrollo Sostenible que organiza la Escuela de Unidad Editorial.

Hoy en día, ¿pueden las empresas permitirse no ser sostenibles o, al menos, no dar la imagen de ser sostenibles? Claro que pueden permitírselo. Y lo hacen; es mucho más habitual de lo que parece. Y además hasta en algunos casos pueden permitirse no dar la imagen de que están siendo sostenibles o, al menos, dar la imagen de que lo están siendo sin serlo. Al final la prioridad de muchas empresas realmente es el beneficio. Es decir, que están están subordinadas a conseguir una tasa de beneficios y eso les lleva a que utilicen aquellos sistemas que creen que son más convenientes para conseguirlo. Y si el sistema que creen más conveniente es sostenible, pues se irán con un sistema que sea sostenible, pero si el sistema que creen más conveniente no es sostenible, lo van a usar. Y con mucha frecuencia estarán utilizando sistemas no sostenibles aunque estarán intentando dar una apariencia de que realmente son sostenibles. Y eso no es difícil de hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *